UNA CREMA CASERA PARA ELIMINAR ARRUGAS Y MANCHAS EN LA PIEL. ¡COMBINA LOS MEJORES INGREDIENTES!

Cada vez más personas optan por lo natural al momento de cuidar la salud, pero también el aspecto físico y eligen hacerlo con productos sanos y al mismo tiempo económicos. Los que siguen primeros en la lista de los más utilizados y beneficiosos son el aloe vera y el aceite de coco, que cuentan con innumerables beneficios para la piel pero que no muchos hasta el momento han reunido en un mismo producto.

Cada uno por separado reúne condiciones para el cuidado de la piel, la eliminación de estrías y para combatir el envejecimiento prematuro.

Muchos tratamientos de belleza incluyen estos ingredientes combinados con productos químicos que les restan eficacia, es por eso que hoy queremos recomendarte un tratamiento casero que une ambos elementos y termina por convertir a estos dos productos de la naturaleza en un remedio eficaz y económico para tratar todo tipo de problemas en la piel.

Si evaluamos por separado los beneficios que cada uno de ellos tiene podemos decir que son útiles para:

Aloe vera:

– Alivia irritaciones en la piel.

– Combatir alergias.

– Ocultar y disimular las estrías.

– Ocultar disimular arrugas y manchas.

– Mejorar el aspecto de las cicatrices.

– Humectar.

– Rejuvenecer.

Aceite de coco:

– Hidratar de manera natural.

– Reparar las pieles secas.

– Actuar como agente antibacteriano y antifúngico.

– Brindar brillo y mejorar el aspecto general de la piel.

Reúne estos ingredientes y prepara este tratamiento casero de la siguiente manera:

– 150 g de gel de aloe vera.

– 150 g de aceite de coco orgánico (sólido).

– Aceite esencial a elección, a gusto.

Procedimiento y aplicación:

Mezclar los ingredientes en un bol hasta preparar una masa homogénea. Agregar las gotas de aceite esencial y terminar de unir. Conservar la mezcla en un recipiente de vidrio con tapa a temperatura ambiente.

Puedes utilizar esta crema en cualquier momento del día, pero lo que resulta más sencillo y más práctico es hacerlo por las noches después de tomar un baño que es el momento en que los poros se encuentran más abiertos, ya que de esta manera absorben mejor los nutrientes.

Aplica una capa fina, deja actuar durante 30 minutos y luego enjuaga con abundante agua. Repite todas las noches hasta obtener los resultados esperados.