Mira cómo el BICARBONATO DE SODIO puede ayudar a tu sistema renal.

Muy pocas personas son conscientes de que muchos productos domésticos que se utilizan en la cocina, tienen propiedades curativas sin explotar. Uno de estos elementos más comunes de la casa, sin embargo, tiene un potencial que es bastante difícil de creer, y es el bicarbonato de sodio, que ha ido creciendo últimamente ya que es capaz de mejorar los riñones haciendo su funcionamiento aún más eficaz.

Los cálculos renales son depósitos minerales duros, a menudo dolorosos que se desarrollan dentro de los riñones. De acuerdo con algunos expertos, los cálculos renales no tienen una sola causa, pero ciertos factores tales como la herencia, el sobrepeso o la deshidratación pueden hacerlo más susceptible. Si bien puede ser difícil de determinar por qué usted tiene cálculos renales, saber que hay remedios naturales que usted puede intentar para ayudar a curar los riñones, el uso de elementos simples de la casa.

En 2009, científicos británicos en el Hospital Real de Londres descubrieron que el bicarbonato de sodio hace más lento el progreso de la enfermedad renal siendo capaces de mejorar los riñones por medio de su suministro. Además, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos ha llevado a cabo experimentos que muestran que la diálisis renal utilizando agentes de bicarbonato tiene más propiedades reconstituyentes que los tratamientos de diálisis estándar. Puede ser difícil de aceptar, pero la caja que tienes en tu refrigerador para mantenerlo fuera de olores, también puede salvar tu vida.

Cómo mejorar los riñones usando bicarbonato de sodio

La ingesta diaria de bicarbonato de sodio no es para todos. Se administra por lo general en forma de polvo junto con el agua y puede ser muy difícil para el estómago sensible o para los que son fácilmente propensos a la náusea. Afortunadamente, no es tóxico, por lo que cualquier persona que pueda tolerar el sabor horrible y puede superar la aparición inicial de la náusea, puede tomarlo regularmente para prevenir la enfermedad renal y la degeneración de su sistema endocrino.

Dosis de bicarbonato de sodio para mejorar los riñones

Administrar adecuadamente el bicarbonato de sodio para los que están en peligro de desarrollar enfermedad renal y/o quieran mejorar los riñones y su funcionamiento, implica tomar 1/2 cucharadita de bicarbonato y 1/2 cucharadita de cloruro de sodio (sal de cocina) en 1,5 litros de agua para beber diariamente de dos a tres días.

Siempre consulta a un especialista antes de ir por sí solo a un tratamiento que implica la salud de tu cuerpo.