LA POLICÍA HA DIFUNDIDO LA TERRIBLE ESCENA QUE DESCUBRIERON EN EL INTERIOR DE ESTE VEHÍCULO. ¡TREMENDO!

En Ohio, un departamento de policía ha querido compartir en Facebook unas imágenes realmente espantosas. En ellas se puede ver a una pareja bajo la influencia de una evidente sobredosis de heroína, con un niño de corta edad en la parte trasera del vehículo.

Las imágenes también aparecieron en las redes sociales de Est Liverpool.

El hecho de compartir las imágenes tiene como objetivo sensibilizar a la población del alto nivel de consumo de heroína en el estado y también para desanimar a la población a consumir heroína con menores a su cargo.

“Sabemos que estas imágenes pueden chocar a muchas personas y pedimos disculpas por ello, pero es una ocasión para que la gente que no consume drogas vean a lo que tenemos que enfrentarnos todos los días”. se puede leer en el mensaje.

Las imágenes fueron captadas en East Liverpool por un policía que patrullaba por St Clair Avenue. El agente se fijó en un Ford Explorer matriculado en Virginia Occidental, que estaba siendo conducido de forma peligrosa, antes de que explotaran sus neumáticos cerca de la parada de un autobús escolar del que estaban descendiendo unos niños, según consta en el informe de arresto.

Al aproximarse al vehículo, el oficial se fijó en que el conductor, un hombre de 47 años llamado James Acord, estaba conduciendo con sus facultades disminuidas. Su cabeza oscilaba hacia adelante y hacia atrás. La mujer a su lado, estaba tumbada semiinconsciente a su lado. Un niño de 4 años estaba en el asiento trasero, muy asustado.

La pareja había intentado reemprender el camino, pero el oficial les retiró las llaves de contacto.

Una ambulancia llegó de inmediato al lugar de los hechos. A la pareja le administraron Narcan, un medicamento para contrarrestar los efectos de la sobredosis de heroína y ambos fueron conducidos al hospital de East Liverpool.

Ambos fueron acusados de conducir con sus condiciones físicas mermadas, por poner en peligro la vida de un menor y por conducción temeraria.

Acord fue condenado a pasar 180 días entre rejas por las dos primeras acusaciones y a pagar una multa de 475$. También se le retiró el permiso de conducir durante tres años.

En cuanto a Pasek, la mujer, fue acusada de poner en peligro la vida de un niño y de no llevar puesto el cinturón de seguridad. Al no ser ella la conductora, no fue declarada culpable y fue detenida bajo fianza de 150 000 hasta que se celebre el juicio. Por su parte, el niño se encuentra actualmente bajo la responsabilidad de los servicios sociales de Columbiana.

¿Piensas que los gobiernos hacen todo lo posible por combatir la lacra de la droga? ¡Déjanos tu comentario!