Aplica este tónico en TU ROSTRO y recupera la belleza perdida en tu cara. Fácil de preparar.

La piel, es nuestra cubierta natural, es importante darle la protección adecuada, para evitar que se maltrate. Dentro de las imperfecciones más frecuentes están las manchas, arrugas y el conocido acné, estas pueden producirse por separado o aparecer todas al mismo momento.

Este remedio es muy eficaz y económico, esta es una mascarilla “japonesa”. ¿Quieres saber de qué trata? Apuesto a que sí.

Aquí en nuestro espacio de hemos estado hablando de elementos maravillosos como lo son el aguacate, las uvas o el áloe vera todo esto para nuestra belleza y nuestra salud, pero hoy te estaremos documentando de otro elemento que no tenías en cuenta y este es el arroz.

El arroz es una de los mejores tonificantes para nuestra piel. Este dispone de un elemento llamado inositol estupendo para disminuir lo que es el envejecimiento, estimula la circulación de la sangre y trata la salud general de nuestra piel.

Mascarilla para rejuvenecer

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de arroz integral orgánico.
  • 1 cucharada y media de agua destilada.
  • 2 cucharadas de aguacate.
  • Media cucharada de miel.

Preparación:

  • Lo primero que vamos hacer es cocer el arroz. Y después separaremos el arroz del agua obtenida. Reserva ambas cosas.
  • Cogeremos el arroz y en un recipiente vamos añadir el aguacate y la miel. Con ayuda de una cuchara removeremos bien para crear una pasta homogénea y fina. Cuando esté lista la aplicaremos en nuestra piel.
  • Dejaremos que nuestra crema actué en nuestro rostro por lo menos durante 15 o 20 minutos Después, cuando la retires, coge un algodón y limpia tu rostro con el agua de arroz que habíamos obtenido y que estábamos reservando.
  • Recuerda que, este paso final con agua de arroz, actúa como un humectante para la piel, puede mejorar la circulación, ayuda a prevenir las manchas de envejecimiento y reduce la inflamación. Las propiedades curativas del agua de arroz te darán una piel pura y bien nutrida. También tiene efectos protectores solares leves.