7 formas de quedar embarazada sin tener relaciones. La #3 es la más común

¿Te imaginas darte cuenta de que de repente estás embarazada pero no has tenido ningún encuentro físico o siempre has utilizado protección? Seguro sería el susto de tu vida, algunos te dirán que fue obra del Espíritu Santo o que si le pasó a la Virgen María a ti también. Sin embargo, la realidad es que puedes quedar embarazada sin necesidad de un encuentro, y aunque las posibilidades son pocas no dejan de existir.

De acuerdo con la biología, un espermatozoide puede estar de 5 a 7 días en el útero de una mujer antes de fecundar un óvulo. Fuera de ahí en un ambiente exterior normal, puede durar dos horas y este tiempo es súper importante pues es donde de alguna manera podrías tener contacto con él.

Para evitar cualquier situación no planeada aquí te dejamos siete formas en las que puedes quedar embarazada sin tener algún encuentro:

1. Juego previo

Un abrazo y un beso llevan a otra cosa y cuando menos te lo esperas, tu pareja y tú ya están manoseándose por todos lados. Aunque no se han quitado la ropa, tu chico llega a su punto máximo, pero su entrepierna y otras áreas están cerca de tu zona privada y esos fluidos se pegan a tu ropa…esto es suficiente para que los espermas lleguen a tu útero.

2. Por autosatisfacción

A veces hay parejas que se arrepienten a la mera hora. Por algún motivo no pasa nada de nada, pero deciden complacerse juntos. Si tu chico termina, su mano queda con residuos y con esa misma te da amor, ahí mismo transportó lo necesario para embarazarte sin estar dentro de ti.

3. Con “la puntita”

Algunas personas creen que si no hay encuentro o si tu chico termina afuera no pasa nada, pero NO es así. Basta con que la famosa puntita esté ahí para provocar un embarazo, pues antes llegar al punto máximo su miembro puede soltar un líquido con espermatozoides y ésos son suficientes para crear un bebé.

4. Utilizando la puerta trasera

Si pensaste que por aquí no corrías ningún riesgo, te equivocas. Recuerda que este es un orificio que utilizas para expulsar y eso es justo lo que pasará si tu chico termina ahí. Esto puede hacer que el esperma viaje a tu área, ya que la distancia no es mucha entre tu trasero y tu zona privada, por lo tanto llegaría al lugar correcto y listo, podrías ser mamá en unos cuantos meses.

5. Abrir un anticonceptivo masculino con los dientes

Es entendible que en el momento a ti y a tu pareja les gane la pasión y por querer hacer las cosas un poco más rápido terminen abriendo el ‘gorrito’ con los dientes. Esto es un error común sin embargo, uno de los más riesgosos, pues puedes romper tu método de protección con el filo tus blancas perlitas. Y mientras tú pensabas que estabas protegida la realidad era otra.

6. Por inseminación artificial

Este método es empleado por las parejas quienes de forma natural han tenido dificultades para embarazarse. Algunos métodos implican colocar esperma dentro de la chica, otros unen óvulo con esperma de manera externa y una vez fecundado lo introducen …pero la acción que tanto disfrutas no llega a pasar.

7. Cuando ya estás embarazada

Espera, ¿qué? Así como lo lees, a este extraño e inusual fenómeno se le conoce como “superfetación”. Esto sucede cuando ya estás embarazada y sigues ovulando. El segundo óvulo fecundado se pega a las paredes del útero resultando en un segundo embarazo.

Como lees las posibilidades son pocas pero existen. La mejor manera de no embarazarte es cuidando los lugares en dónde, cómo y cuándo lo haces con tu pareja.