7 BENEFICIOS DE UN RAPIDÍN. TENDRÁS EL TRASERO QUE SIEMPRE QUISISTE

Existen muchas formas de darnos amor; sin embargo, la mayoría de las personas prefieren hacerlo por largas sesiones intensas y cansadas, pues según ellos, esa es la mejor forma de echar pasión.
 
Hoy te hablaremos de una propuesta completamente nueva e innovadora, te explicaremos por qué los “rapiditos”, pueden salvar tu relación del desastre, también aprenderás todas las ventajas de tener un “rapidín” de vez en cuando. Este tipo de encuentros no solo te garantizan más diversión, también ejercitaras tu cuerpo, formándote un trasero al que ningún hombre podrá resistirse. Ahora es tiempo de disfrutar.
 
1.- Es práctico
 
Como su nombre lo dice, un “rapidín” o un “quicky”, consiste en tener un encuentro íntimo, rápido y en poco tiempo, en lugares extraños, públicos o fuera de lo común. 
 
Este encuentro es más práctico, pues te evita de todo el proceso, de ir a un motel o llegar a una cama ¡Nada de eso! Un “rapidín” es como decimos los mexicanos “en caliente”, sin quitarse la ropa y “de volada”. La clave es darle intensidad al asunto, calidad en lugar de cantidad. 
 
 
2.- Revive la pasión
 
La rutina en la cama es el peor enemigo de las parejas. Si tu relación está pasando por ese momento oscuro, un “rapidín” puede reavivar la llama, pues es, en su naturaleza, un acto muy apasionado e intenso que animará tu relación. 
 
3.- Lo prohibido sabe mejor
 
Por lo general, los “rapiditos” se realizan en lugares públicos y prohibidos, por lo que es mucho más emocionante que hacerlo en la comodidad de tu hogar. Si tú y tu pareja tienen mucho tiempo juntos, y consideras que es momento de agregar algo de “condimento” a tu relación, un poco de peligro puede resultar muy benéfico. Se sentirán como adolescentes de nuevo, su amor se rejuvenecerá. 
 
4.- Libera estrés
 
Todo los actos íntimos liberan estrés, la única diferencia es que con un “rapidín” liberarás estrés en muy poco tiempo y con muy poco esfuerzo. Esta herramienta puede ser muy útil en los momentos de mucho nerviosismo. Echar un “quicky” puede hacerte sentir un campeón en esos momentos de presión. 
 
5.- Es mucho más divertido
 
Sin duda alguna, un “rapidín” puede ser mucho más divertido que un encuentro íntimo convencional, sobre todo, si eliges un lugar diferente cada vez. El baño de un restaurante, el auto, la casa de tus papás, todos los lugares que puedan llamarse “prohibidos” son excelentes ¡Usen su imaginación! 
 
 
6.- Aumentará el deseo
 
Después de haber experimentado uno que otro “rapidín”, el deseo entre los dos aumentará considerablemente, por lo que van a querer estarlo haciendo en todas partes y en todo momento ¡Agárrense! 
 
7.- La adrenalina es la droga más fuerte
 
Después de todo esto, solo nos queda hacerte una advertencia: la adrenalina es una sustancia que nuestro cuerpo segrega en momentos de emoción o peligro intenso. Los “rapiditos” están llenos de adrenalina, así que ten cuidado o te volverás adicto.